ūü•á Las 10 reglas para el √©xito seg√ļn Henry Ford

Conoce y aplica las reglas de Henry Ford para convertirte en una persona exitosa.



Featured image

Henry Ford entra en el top 3 de las personas m√°s ricas en los √ļltimos 100 a√Īos. Su estado financiero transferido a la actualidad tendr√≠a un valor aproximado a los 200.000.000.000 de d√≥lares pero en sus comienzos, no fue todo tan bueno.

Henry Ford comenzó trabajando como mecánico en una fábrica ubicada en Detroit, por tan solo 11 dólares a la semana. Trabajaba durante 10 horas diarias. Cuando llegaba a su casa, seguía trabajando en su garaje tratando de crear un nuevo tipo de motor. Su padre pensaba que estaba perdiendo tiempo, sus vecinos lo llamaban loco, nadie creía en el potencial detrás de esto. Henry Ford, sin importar las críticas, se creó a sí mismo y logró cambiar el mundo.

Las 10 Lecciones de oro de Henry Ford

1. Sírvanle a los demás

Un negocio totalmente dirigido a los demás, no va a tener que preocuparse por los ingresos porque van a ser inmensamente grandes. El secreto del éxito, se encuentra en servirle a los demás, todas las personas exitosas sirven. Mientras mayor sea el servicio, mayor será el éxito. La riqueza se crea dando servicios y solamente dando servicios. Henry Ford, dijo, la riqueza es como la felicidad, no se alcanza con un camino directo. Es un efecto secundario, como resultado de los servicios beneficiosos que brindamos.

2. Enfóquense en lo que les gusta hacer

No existe persona que pueda alcanzar más de lo que cree que puede. nos encontramos totalmente a ciegas con respecto a nuestras posibilidades, por eso nunca concentramos todas nuestras fuerzas en una sola actividad. Utilizamos 1 hora del día para una tarea, 2 horas para otra, pero nunca nos concentramos todas las horas del día en una sola tarea. Cuando estamos completamente concentrados en lo que más nos gusta hacer, todo lo imposible, se vuelve posible. Concéntrense y podrán lograr más de lo que creen que pueden.

3. Sean productivos

Las personas exitosas siempre quieren ir para adelante, utilizando el tiempo que los dem√°s malgastan. Cada uno de nosotros tiene 24 horas, pero son pocos los que logran el √©xito, los dem√°s, simplemente, soportan el fracaso. ¬ŅPor qu√© sucede esto? Lo que ocurre es que algunas personas, controlan efectivamente su tiempo y otras est√°n bajo el control de su tiempo. Algunas personas dictan su d√≠a y otras, permiten que su tiempo dicte su d√≠a. Todos los d√≠as deben trabajar en lo que m√°s les gusta, cada d√≠a utilicen un poco de su tiempo para implementar sus ganas y conocimientos. Se cruzar√°n con el √©xito solo si controlan efectivamente su tiempo.

4. Resuelvan problemas

La mayor√≠a de personas gastan mucha energ√≠a al caminar alrededor del problema y no tratan de resolverlo. Van a recibir premios al resolver los problemas de los dem√°s, si resuelven un problema grande, reciben una recompensa grande. Si resuelven un problema peque√Īo, reciben una recompensa peque√Īa. El mismo concepto aplica a la cantidad de personas a las cuales vamos a resolver sus problemas. Henry Ford, dijo, le resolv√≠ un problema a millones de personas, mostr√°ndole al mundo, que un auto es mucho m√°s confortable y r√°pido que un caballo.

5. No hay nada demasiado difícil

No existen problemas grandes, solo existen muchos problemas chiquitos. Ninguna tarea se ver√° imposible si la divides en partes peque√Īas. Cuando miran una tarea chica, se dan cuenta de que no existe nada complicado, una monta√Īa se escala paso por paso. Henry Ford, dec√≠a, si piensas que lo puedes lograr, entonces, as√≠ ser√° pero si piensas que no lograr√°s nada, entonces, este ser√° tu resultado. En ambos casos est√°n en lo correcto.

6. Mantengan su visión en la meta principal

Los obstáculos son esas cosas que aparecen cuando apartas la mirada de tu meta. Una meta es lo que te motiva, es lo que te permite seguir en movimiento sin importar las barreras. Siempre deben visualizar quién quieren ser y en su cabeza tienen que tener su meta alcanzada y sentirlo con emociones, de tal forma que ya lo han logrado.

7. Piensen en oportunidades

Pensar es la tarea m√°s dif√≠cil, por eso pocas personas lo hacen. Para muchas personas, pensar, es un castigo. Un ideal para estas personas es estar en un trabajo que no demande ning√ļn instinto. Pensar en oportunidades es la tarea m√°s dif√≠cil y esta solo la podr√°n manejar los l√≠deres. El secreto del √©xito se encuentra en los a√Īos de preparaci√≥n, ver cada detalle y ver oportunidades, esto requiere muchos esfuerzos. Henry Ford, una vez dijo: Preguntar quien tiene que ser el jefe, es como preguntar qui√©n deber√≠a ser el tenor en un cuarteto, obviamente, el que tenga voz de tenor.

8. Los errores son oportunidades

El fracaso es la oportunidad de comenzar nuevamente, pero esta vez con m√°s sabidur√≠a. No hay nada vergonzoso en un fracaso, lo vergonzoso es tener miedo a fracasar. Nuestros fracasos nos ense√Īan m√°s que nuestros √©xitos, gracias a ellos, crecemos y tenemos resultados. El problema de la mayor√≠a de las personas es que no sacan nada bueno de los fracasos y se rinden muy temprano. Por eso hay m√°s personas que se rinden que victoriosas.

9. Invierte en ti mismo

Todo el dinero que ganes, invi√©rtelo en ti mismo. Nunca en mi vida he ahorrado ni un d√≥lar hasta tener 40 a√Īos. La capacidad de hacer dinero, es decir, nuestra mente, es el activo m√°s valioso y tienen que invertir en √©l constantemente. Una vez a Henry Ford le hicieron una pregunta ¬ŅQu√© har√≠as si perdieras toda tu fortuna? y el contesto, hasta si me quitan las f√°bricas, quemen los edificios y me quiten todo mi dinero, empezar√≠a todo de nuevo y en poco tiempo recuperar√≠a todo, porque seguir√≠a teniendo mi cabeza.

10. Sean so√Īadores y entusiastas

El sue√Īo de un futuro mejor, siempre queriendo hacer m√°s, te lleva a una posici√≥n en la que nada te parece imposible. Con la presencia del entusiasmo pueden lograr todo, el entusiasmo es el reflejo de tus ojos, los entusiastas, son guerreros y solo con √©l es posible el √©xito. sin el entusiasmo solo tienes oportunidades. ‚ÄúCuando parece que todo el mundo est√° en tu contra, recuerda que los aviones despegan en contra del viento‚ÄĚ Henry Ford.

Esta √ļltima regla es muy similar a uno de los pensamientos de John D. Rockefeller, los cuales analizamos antes y puedes ver aqu√≠ si a√ļn no lo has le√≠do.




También te puede interesar


FocusTecno

Autor

FocusTecno

Las √ļltimas noticias sobre tecnolog√≠a.